webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Mi vecina de infancia


 


Relato: Mi vecina de infancia

  

Mi vecina de infancia



La historia que a continuación les relato es verídica, me
sucedió cuando apenas nos pasamos a vivir en la capital ya que éramos de
provincia yo tendría no recuerdo si unos 6 o 7 años.


Me inscribieron en una escuela particular y nos mudamos a uno
de esos condominios donde viven varias familias.


En ese entonces la familia solo éramos mi mamá, mi papá y
quien les está relatando.


Los vecinos eran muy amables y mi mamá hizo buenas migas con
una vecina en particular que se llamaba Alexandra ella era madre soltera.


Bueno como les contaba Alexandra era la madre de Daisy una
chica de unos 12 años que era mi amiga ya que cuando mi papá se iba a trabajar,
ya saben la típica de las vecinas reunirse a hablar o mejor dicho a chismosear,
y mi madre no era la excepción ya que ella y Alexandra se reunían o bien en mi
departamento o en el de ella daba igual, lo importante era que Daisy siempre la
acompañaba.


Así que mientras nuestras chismosas madres hablaban ella y yo
jugábamos "inocentemente" por lo menos yo si pero por el contrario ahora me doy
cuenta de que ella realmente lo que hacía era morbosearme.


Les voy a explicar jugábamos al "doctor" que era ella y yo su
paciente nuestro juego consistía en lo siguiente: yo llegaba enfermo a su
consultorio y ella me examinaba pero sus exámenes eran un poco distintos a los
habituales ya que siempre me pedía que me bajara el cierre del pantalón para
revisarme la verga la cual ella tomaba en sus delicadas manos y apretaba luego
se la metía en la boca y succionaba yo como era inocente aún no veía malicia en
sus acciones.


A veces cambiábamos los roles y era yo quien la revisaba ella
me explicaba que debía hacer y como hacerlo.


Un día hicimos un encuentro en mi casa, para jugar como
siempre y también jugamos al doctor pero ahora yo era el doctor.....


-Ella tenía puesto un vestido floreado le dije: "por favor
pase al consultorio acuéstese en la cama y relájese" ella dijo "bueno doctor ".


-Pero ella no se acostó sino que adoptó la posición de
perrito y dijo "adelante vea que es lo que tengo" yo levante su vestido y note
que ella no se había puesto pantaletas estaba desnuda frente a mi dejándome ver
su rajita y su culo.


-Con mis manos separé sus nalgas y dije "que hago ahora
Daisy" ella respondió "con tu legua lame mi rajita y mi ano" yo obedecí y saque
mi lengua y empecé a lamer su sexo que emanaba líquidos de olor particular
mientras ella se contorsionaba y gemía.


-Entonces se corrió en mi rostro y no me disgustó para nada,
después de quedarse exhausta y fatigada por largo rato se levantó y dijo "bien
doctor como me encuentra" yo le respondí mientras me limpiaba "muy bien señorita
ahora abra la boca y diga AHH" ella lo hizo así que procedí a meter entre sus
labios carnosos una paleta de helado pero ella dijo que mejor introdujera mi
miembro para así tener un mejor diagnóstico, así lo hice y ella hacía su trabajo
de succión.


-Pasaría un año y ella me mostraría por primera vez una
película porno con la que se masturbaba y ahí mientras veíamos la película ella
se bajo su panty y se echó una paja de las buenas mientras frotaba mi
entrepierna.


Yo estaba atento a la película y me preguntaba como hacían
esos tipos para que se les pare la verga ya que entenderán que a uno no se le
para a los 7 años, así que le dije lo que pensaba a Daisy mientras ella estaba
terminando, ella me respondió que dejara pasar el tiempo que tarde o temprano
sucedería.


Así continuaron nuestras vidas de vecinos "amistosos" hasta
que un día cuando tenía 10 años sucedió, era mientras veía una de las tantas
películas porno de Daisy, no cabía en mi alegría lo único que hice fue salir
corriendo a buscar a Daisy, que en ese entonces tenía 15 años o un poco más,
cuando ella me vió dijo:


-¿Qué te pasa?


-Ven a la casa a ver.


-Esta bien vamos, pero no entiendo el motivo de tu alegría.


Ya en la casa me baje los pantalones y calzoncillos y le
mostré el por que de mi alegría, ella solo asestó a arrodillarse y mamar, yo
estaba en el cielo era la primera vaez que me pegaba una mamada con la verga a
100%, después de esa mamada yo todavía no me corría, ella se quito sus jeans
apretaditos como toda una señorita y se puso en cuatro sobre la cama y dijo
"métela hasta el fondo" yo me dispuse a hacerlo así que de una embestida se la
metí, yo tenía una extraña mezcla entre dolor e intenso placer y ella solo
gimió, ya que como podrán imaginarse una puta como esa ya en ese entonces ya no
era virgen, me contaban que culeaba con todos en el barrio desde los taxistas
hasta con mis amigos, bueno volviendo a mi historia yo como había visto tantas
películas ya sabía que hacer así que empecé a bombear mientras ella se
contorsionaba, ella dijo gritando "!!!METEMELA POR EL CULO¡¡¡" yo saque mi verga
de su chucha y la puse en frente de la entrada de su ano al que tantas veces
había lamido antes, y entonces se la metí con suavidad ya que ese agujero es
mucho más estrecho, entonces cuando la mitad de mi verga estaba en su interior
se la metí de golpe y sin ninguna lubricación, yo estaba por fin follando a mi
amiga desde que estaba en ese barrio, y entonces tuve una sensación extraña en
mi cuerpo y de pronto me corrí y dejé en sus tripas mi semen que por primera vez
expulsaba, después saque mi verga de su interior y le dije "¿cómo estuve?" ella
me respondió "muy bien para tu primera vez".


Desde ahí ella me enseño todo lo que sabía acerca de follar y
lo llevábamos a la practica hasta que me convertí en un experto fonador.


El día más triste de mi vida hasta ahora fue el día en que
nos cambiamos de casa por el trabajo de mi papá, pero igual ella y yo nos
despedimos a lo grande ya se imaginarán como para ese entonces yo ya tenía 15
años...


Y mis aventuras no terminan ahí ya que con mis dotes de
follador cuando tenía la oportunidad rompía el culo a toda mujer que se me
ofreciera.


Solo quiero decir a Daisy, si es que llega a leer este
relato, que:


MUCHAS GRACIAS VECINA DE INFANCIA.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 16
Media de votos: 8.88





Relato: Mi vecina de infancia
Leida: 23272veces
Tiempo de lectura: 4minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis