webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Costeño de mierda


 


Relato: Costeño de mierda

  

COSTEÑO DE MIERDA



Una vez mas, vuelvo a este medio para relatar una de mis
historias, en esta ocasión, a contar una no muy grata pero por lo menos si ha
sido recaliente, y cada vez que la recuerdo se me para la verga. Siempre he
pensado que el peor riesgo de un compromiso es enamorarse, como siempre tengo la
costumbre a cagarla o a colocar cachos, de un momento a otro la relación se
acaba y yo quedo viendo un chispero, enamorado como un hijueputa y sin
posibilidades de perdón; pero esta vez fue diferente porque el que la cagó fue
el, dejándome en una completa traga y con el corazón vuelto mierda.



Como ya lo había dicho en relatos anteriores, soy un pelao
reloco, aventurero, parrandero, irresponsable e inmaduro; en fin un loco a lo
hijueputa. Estudio en la U y mi gran afición son los manes, aunque de vez en
cuando me consigo una que otra vieja; hace un año llegaron a la U los nuevos
estudiantes, los primiparos como les decimos, entre ellos venia un mancito que
me impacto, un verdadero culicagado, de solo 17 años (aunque aparenta unos 20),
1.75 mt, piel trigueña, bronceada, ojos miel, cabello castaño muy corto, una
sonrisa muy chimba, con cuerpo delgado, lampiño, el pelao sobresalía entre el
resto de muchachos y peladas que entraban este año a mi carrera. Inmediatamente
lo vi entrando al auditorio donde los esperábamos para darles unas palabras de
bienvenida, le lancé una mirada con la que me lo comí vestido, me gusto que me
la hubiera correspondido y eso me dio mas impulso para llegar a conocerlo,
apenas al pasar, no pude de dejar de fijarme en que tenia un buen bulto entre el
pantalón, pero en conjunto el pelao daba un aire de inocencia y misterio que me
arrechaba. Fue tal el impacto que causo en mi, que hasta unos amigos que se
encontraban cerca se percataron.




Que paso Juan, le gusto el pelao, jueputa mira a ver si
disimulas un poquito guebon- Me dijo un amigo


Que man tan chimba, ahí esta mi próxima victima- le
respondí


Parcero dejalo que es un sardinito, mucho sucio- Continuo
mi amigo


Se puede cultivar y luego recogemos la cosecha, pero este
man que me lo como porque me lo como- le respondí descaradamente.





Pasaron los minutos y la reunión prosiguió, el pelao estaba
sentado unas filas adelante, yo no dejaba de mirarlo, de vez en cuando el
volteaba la cabeza y me correspondía las miradas, me estaba entusiasmando mucho
con el cuento, la verdad es que conseguir algo decente en la U no era nada fácil
y este mancito era una gran excepción que no se podía dejar pasar. La
oportunidad llego cuando nos pidieron que los de semestres superiores debíamos
apadrinar a los recién llegados, hubo bullas y silbatinas, una boleta, pero esa
era la oportunidad perfecta. Cada uno de nosotros debíamos escoger a alguno, yo
me pare y llegue donde el pelao que estaba dialogando con alguien a su lado, le
pregunte que si no había problema que yo lo apadrinara.




aha, me dijiste algo- Me respondió con un acento como con
despreocupación, de provincia, de norte, un acento muy peculiar que
inmediatamente reconocí, el mancito era de la costa colombiana.


Eres costeño?- le pregunte


Aha, se me nota mucho loco?- Me dijo mientras me estiraba
la mano para saludarme- me llamo Jairo, ¿y tú?


Juan- correspondiéndole el saludo- te decía que si no te
importa que te apadrine.


Pues así como importarme, hombre no mucho, pero ya me lo
habían pedido- Me dijo, mientras yo no era capaz de dejar de mirarlo
directamente a los ojos, tenia unos labios que me daban ganas de comérmelos
ahí mismo.


Ah, pues que lastima, pero podemos ser parceros ¿o no?-
le dije, mientras le sonreía maliciosamente, siempre me han dicho que tengo
una cara de maloso.


Aha, ¿parceros es como amigos no?- me respondió y yo le
hice un gesto de afirmación con la cabeza.





Las cosas iban muy bien, después de eso, pasaron un par de
días en los cuales ya habíamos entablado una buena relación de amistad, yo
siempre con la excusa de que cualquier cosa en que lo pudiera ayudar, que me
buscara. Llego el viernes de esa semana y ya estaba decidido que esa noche
tendría que caer, me había arrancado unas buenas pajas este pelao de mierda, se
me salía la leche cuando lo veía.




Jairo parce, ya que vos no conoces, y que es tu primer
fin de semana por estas tierras, que tal si nos vamos para un chalet ( finca
cafetera a las afueras de la ciudad)- le dije aprovechando que el chalet era
de un amigo que no tenia ningún inconveniente en que lo ocupáramos este fin
de semana.


Aha, mierda compa, lo que pasa es que me daban ganas de
quedarme estudiando este fin de semana- Me respondió


No que va, que estudio ni que mierda, te vas conmigo y te
entretienes, apenas llevas una semana de clases- le insistí


Y somos tu y yo... solos- Me preguntó, a lo que respondí
afirmativamente con la cabeza- aha, no se ...


Que?, no confías en mi, este guebon; parcero no le va a
pasar nada de lo que no quiera, si te da miedo entonces mejor no vamos y lo
dejamos para otra ocasión- le dije.





Después de mucha insistencia, Jairo aceptó, habíamos quedado
de vernos para mas tarde y salir para el chalet, así fue y ya por la noche
estábamos instalados, en el trayecto no podía disminuir mi ansiedad y
excitación, la verdad el marica me ponía a mil, ya en la casa del chalet estaba
decidido a tirarmele de frente, ya le había hecho notar que había algún interés
por el, y el, por lo menos parecía corresponderme, ya que también me miraba
bastante y era algo curioso con el tema de mis novias, amores y sexo, hasta el
momento a las preguntas que me hacia respondía de forma vaga, para que se
quedara con las ganas de saber.




Juan Tu tienes novia?- me pregunta


No parce, pero amores no me faltan- le respondía


Como así?- pregunto de nuevo- Puras aventuras?


Si, nada serio, me gusta el sexo y lo pienso disfrutar
hasta donde pueda- le respondía


Aha, lo haces muy a menudo? Como haces para conseguirte
viejas tan fáciles?- seguía con el interrogatorio


Guebon ahí esta la diferencia, yo soy de mente abierta (y
otras cosas)- le dije, mientras me acercaba mas y mas a el, hasta quedar
casi pegados sentados en un sofá.


Aha loco, cogela suave porque no te entiendo, que quieres
decir con eso de mente abierta?- me dijo con un tono de resistencia, se
estaba haciendo el difícil.


Ay parce, vos sabes, deja la maricada, que ya sabes que
me traes a cien, costeñito si esta muy chimba, vos me gustas hartísimo- le
dije acercándomele muy cerca de su rostro, después hubo un largo silencio,
el no sabia que hacer, solo miraba al frente tratando de evitar mi mirada-
Que paso guebon?, no te gusto, si es así, no hay problema, yo no te voy a
obligar a nada que vos no queras... aunque la verdad yo se que vos si
queres.





Después de dicho esto acerque mis labios a los suyos
lentamente, no quería obligarlo y quería que me diera todo el permiso de
hacerlo, suavemente toque esos labios con los míos, uff ahora me acuerdo y fue
refull, sentí como abría su boca y me daba paso para que con mi lengua empezara
a explorar su boca, no me había rechazado para nada, ahora el también empezaba a
mover su lengua en torno a la mía, me abalance sobre el, y quedamos acostados en
el sofá yo encima de el, lo recorría con mis manos, todo su cuerpo, entraba mis
manos por su lampiño pecho y encontraba sus tetillas que empezaban a erectarse,
las cogía y le daba algunos pellizcos, a lo que el soltaba un débil gemido, como
pudimos nos quitamos la ropa rápidamente quedando desnudos uno sobre el otro,
sentía como su verga apuntaba ya al techo y palpitaba en mi abdomen, mientras
tanto nuestras lenguas ya se habían entendido perfectamente, una sobre la otra,
se invitaban mutuamente a pasar a la boca del otro, no deje un espacio que no
quedara sin exploración, luego seguí con mis besos, pero ahora en su rostro,
debajo de sus labios, en sus mejillas, en los párpados, luego a sus orejas, a
las cuales succione como si fueran paleticas, seguí bajando por su cuello,
lamiendo y dejando un camino de saliva, luego a su pecho, me detuve en sus
tetillas, las sumergí dentro de mi boca y las lamí con mi lengua, hasta ese
momento sabia donde se detendría mi juego, pero tuve una mejor idea, saltarme
una parte para ir a otra que seria para después; lo coloque de espaldas y empecé
a lamer su zona lumbar, fui bajando lentamente mientras mis dedos se introducían
en su boca, el parecía que disfrutaba al máximo porque succionaba mis dedos como
si fueran una verga, llegue a sus nalgas y el involuntariamente elevo un poco su
pelvis para facilitarme el trabajo, me dejo expuesto una belleza de culo
prácticamente sin pelos, lleve mi lengua rodeando ese agujero, para luego
introducirla en todo su esfínter, sacaba y relamía todo alrededor, el se
contorsionaba de placer, luego intercambiaba mi lengua con el dedo, el cual
empezaba a mover circularmente y a introducirlo un poco, suavemente masajeaba su
interior, sus gemidos eran cada vez mas fuertes y empezaba a moverse en busca de
mas dedo, de mas lengua. El hijueputa estaba gozando de lo lindo, pero al
parecer pensó que estaba siendo muy egoísta al dejar el placer solo para el,
porque se incorporo, me pidió que me sentara, le obedecí y me senté moviendo mi
mano de arriba a abajo por todo mi tronco que ya había alcanzado sus máximos 17
cms, aunque en esta ocasión parecía de mayor tamaño y la excitación me tenia
brotando liquido preseminal en forma copiosa, Jairo empezó a besar mi cuello,
pero no aguanto mucho y se fue directamente hacia mi verga, cuando sumergió toda
su boca en mi verga con una tragaderas impresionante, sentí como si una
corriente inundaba todo mi cuerpo, todos mis músculos se tensaron para luego
relajarse, cerré los ojos y empecé a disfrutar de la mamada, que cada vez se
hacia mas fuerte, me cogía el tronco con su mano derecha y sumergía hasta donde
alcanzaba, de vez en cuando rodeaba mi cabeza con los lametones de su lengua o
recogía las gotas que brotaban del ojete, lo hacia muy bien, me tenia al borde
del orgasmo, por eso le pedí que mermara el ritmo que si seguía así no iba a
aguantar mucho.




aha, Juan no te vayas a venir todavía que quiero alargar
esto- me pidió


Parce, entonces mérmele al ritmo que ya tengo la leche en
la punta- le respondí





Siguió con su mamada pero mas suave, y se fue hacia mis
bolas, llenas de pelos, se las introducía una por una en la boca y allí empezaba
a jugar con ellas, siguió su trayecto de lametones por debajo del perine y
llegar a la zona anal, estuvo allí introduciéndome su lengua por buen espacio de
tiempo, sentía como su cálida lengua se introducía llenándome de un placer
indescriptible, no se como pero yo ya estaba totalmente abierto de piernas con
la espalda y la cabeza totalmente recostadas en el sofá, dejando mis nalgas al
aire, el aprovecho cogiendome las piernas, colocándolas en sus hombros, y
apuntar con su verga tiesa hasta el fondo de mi culo, su verga estaba una
chimba, era una belleza, muy grande, de 19 cms y de buen grosor, totalmente
humedecida y brotaba buen liquido de su ojete, sus bolas colgaban y estaban
recubiertas de un fino vello castaño, que hacia juego con su piel color miel, se
lubrico con una crema que estaba cerca y coloco todo el capullo en la entrada de
mi ano, me miro fijamente y se abalanzo sobre mi, quedando sus labios sobre los
míos de nuevo, pero esta vez sin llegar a tocarse, nos mirábamos fijamente.




me gustas demasiado loco, te voy hacer sentir toda mi
tranca adentro- me decía con mucha lujuria


parcero, quiero que me haga gritar, que me duro,
implacable sobre mi culo- le respondí con el mismo tono.





Dicho esto enterró gran parte con una sola embestida, sentí
como se me abría el culo, generándome un fuerte dolor, pero al mismo tiempo un
calor que inundaba mi recto.




mierda, pero si estas muy rico, me quemas loco, este man
si es que esta requetecaliente- me decía mientras mordía mis labios y lamía
con su lengua mi rostro viendo mis caras de dolor





Poco a poco el dolor desapareció y se transformó en un placer
que no quería que terminara, siguió bombeando, empujándome contra el sofá,
empecé a sentir como sus bolas golpeaban mis nalgas, me la había enterrado hasta
el fondo, sentía como su verga escarbaba por dentro de mi y me dilataba cada vez
mas, yo me movía hacia el, cada vez buscando mas y mas verga, estaba delirando.
El tomo mi verga con su mano y empezó a pajearme al mismo ritmo en que me
embestía, no aguante mucho y empecé a expulsar leche por chorros, el no dejaba
de mover toda su mano por mi verga y me estaba haciendo un gran ordeño, su
lengua ahora estaba en mi garganta y mi culo empezó a contraerse, tratando de
hacerle fuerza a esa verga, el quedo a punto de venirse, por lo que nos
colocamos en un 69 , mientras yo le chupaba todo su pito el me limpiaba de los
restos de mi semen que aun quedaban en mi ojete, no duro mucho y sentí como mi
boca se inundaba de litros y litros de leche, que no alcanzaba a tragarme al
ritmo que el expulsaba, así seguimos durante varios minutos, ambos tirados en el
suelo, tomándose todos los restos de nuestras corridas, la erección de ambos en
ningún momento bajo, y yo ya me estaba excitando de nuevo, por lo cual fui
introduciendo un dedo en su culo mientras que con mi boca trataba de tragarme lo
mas posible, en tal forma que lograban darme arcadas, pronto ya no fue un dedo
sino dos y tres, hasta que Jairo no aguanto mas y me pidió que se lo metiera, lo
coloque en cuatro sobre el piso de la sala, y volví con mi labor mamatoria de
ese culito que pronto iba a ser profanado, me lubrique bien mi verga y con un
dedo lo lubrique a el por dentro, recosté todo mi cuerpo sobre el y empecé a
lamer su oreja por detrás y diciéndole que me gustaba reharto; introduje
lentamente y empezó a gritar, después de un rato de lenta penetración sentí como
toda mi verga se encontraba dentro, estaba bien estrecho y supercaliente allí
dentro, se contraía haciéndome sufrir de placer, empecé con el bombeo subiendo
mi pelvis para luego dejarla caer y enterrársela hasta el fondo, pronto empecé a
eyacular dentro de el, me vine en manera copiosa, ya que el no se había venido
seguí bombeándolo durante un tiempo ahora con una movilidad mucho mas facilitada
ya que estaba totalmente mojado, ahora se oía el sonido del golpe de mi verga
contra la leche, así seguí dándole hasta que sentí como su culo se contraía
desesperadamente, mientras de su boca salían gritos de placer. Nos quedamos los
dos acostados en el sofá, dándonos tiernos besos, yo lo abrace y el se durmió en
mi pecho, nos despertamos a eso de las siete de la mañana y empezamos una nueva
sesión de sexo, esta vez mientras nos duchábamos, se la enterré hasta que me
vine para luego mamarsela; así seguimos todo el día, lo hicimos en la piscina,
en la cocina, en la cama, de nuevo en aquel sofá, el sexo con este costeño era
muy bueno, estaba libre de prejuicios y maricadas, a ambos nos gustaba sacarnos
los miedos y hacer de todo hasta intentamos formar un trío con un finqueño
vecino, pero sin mucho éxito. Ese fin de semana había pasado espectacular, había
tenido muy buen sexo, sano y libre, hasta que llego el domingo a eso de las 2 de
la tarde, después de almorzar empezamos a conversar y el me salió con una
pregunta que no me esperaba.




Aha, Juan, y tu y yo en que quedamos ahora?- Me pregunto
con un tono muy serio


Como así?- le respondí haciéndome el desentendido.


Si loco, de pareja o solo me rumbeaste por un fin de
semana?- continuó


Parce, vos me gustas mucho, cuando vos queras volvemos a
venir o donde queras, yo estoy totalmente disponible, pero entablar una
relación formal en este momento no es lo que quiero- le respondí


Aha, ya veo, o sea que Juan me rumbeaste a lo bien, y ni
te importo si yo quería algo diferente, a mi no me gustas para tener sexo, a
mi me gustas para tenerte a mi lado- me decía mientras su cara empezaba con
gestos de rabia, me hizo sentir algo mal y no le respondí.- Yo quiero que
nos cuadremos loco- terminó


No parce, no quiero nada serio- le respondí muy
seriamente.



 




Posteriormente se paro, se fue hacia la casa y al rato vi
como salía con su mochila y se fue del chalet sin que lo pudiera detener, la
verdad ni trate de detenerlo, era mejor que se fuera, lastima que quedara tan
dolido, pensé.



Pero al parecer entusiasme demasiado al pelao, porque al otro
día en la U, me volvió a pedir, me llamo todo el día siempre diciéndome que
fuéramos algo mas que simples amigos de folladitas esporádicas, yo siempre le
salía con una respuesta negativa, pero cada vez que intentaba le iba quitando
fuerza a mi argumento.


Por el consejo de un amigo y ante su insistencia termine
aceptando. La verdad la relación fue muy buena, cada día el me ganaba mas, y
empecé a quererlo de verdad y me enamore, perdidamente, creo que ha sido uno de
los grandes errores de mi vida, porque exactamente cuando yo estaba mas
encarretado, el empezó a cambiar, cada vez era menos cariñoso y menos simpático,
empezamos a pelear hasta que llego el día en que me termino, me hizo sufrir como
un hijueputa, pero lo peor fue cuando me entere a la semana la razón de su
respectivo cambio, había otra persona, y lo mas fuerte y lo que me dio mas duro
fue que era una vieja, me quede estupefacto cuando me entere que a la semana de
haber terminado conmigo se había cuadrado con la pelada, esa misma noche lo
busque y nos dimos duro, fue una forma bastante inmadura de terminar con algo
muy bonito, pero a mi la ira me cegó. Hoy en día, me toca aguantarme que me
restriegue la vieja por la cara todos los días, ya que ambos estudian juntos, ya
casi ni me importa pero la verdad todavía no lo he superado, pero no he caído
las veces que me ha vuelto a buscar, sobretodo cuando se emborracha y se le sube
la maricada a la cabeza, varias veces me ha llamado pidiéndome perdón,
prometiéndome que la va a dejar, pero no hijueputa, yo de esa mierda no comeré.



Si te gusto mi relato y quieres contactarme, escríbeme a
POR CUESTIONES DE PRIVACIDAD ESTE EMAIL FUE REMOVIDO


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 4
Media de votos: 10.00





Relato: Costeño de mierda
Leida: 10147veces
Tiempo de lectura: 12minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis