webcams porno webcams porno webcams porno



Pulsa en la foto
Miriam - 19 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real



Pulsa en la foto
Vanesa - 22 anos
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Pulsa en la foto
Lorena - Edad 19
 
webcam amateur
Conexion desde su casa
"Imagen real"


Relato: Cogiendo con la hermana de mi papá


 


Relato: Cogiendo con la hermana de mi papá

  

La historia que voy a describir a continuación es totalmente
verídica y ocurrió hace poco más de 11 años atrás, cuando yo tenía 17 años, y es
la primera vez que me refiero a ella. Para empezar me presentare: me llamo
Gabriel y tengo actualmente 28 años. Soy el menor de cinco hermanos de un
matrimonio "normal", aunque un poco conservador en materia sexual. Mido 1,70,
soy delgado, moreno claro, ojos negros, etc... nunca me he considerado un chavo
guapo pero tampoco feo, y no me puedo quejar de mi suerte con las damas.


Pues bien, vamos al relato...Mi padre es el segundo de seis
hermanos y mi madre es la primera de cuatro hermanos pero la historia que les
voy a relatar tiene como principal protagonista a la hermana menor de mi papá,
es decir mi tía la cual se llama Eva, la cual está casada, y tenía 39 años.


Mis padres, fueron llamados por mi abuelo papá de mi padre
pues mi abuelita se encontraba muy enferma, y para ese efecto decidieron llevar
a mis dos hermanos mayores que todavía eran solteros, entonces llamaron a mi tía
Eva para que se quedara aquí en Mérida mientras ellos viajaban a Campeche
durante unos días mientras visitaban a mis abuelos. Para ese entonces yo era la
principal preocupación de mis padres, ya que no querían que esos días de
ausencia se convirtieran en días de sexo para mi, pues según ellos ya estaba yo
en esa edad.


Mi tía Eva es una mujer muy atractiva. Trabaja como
domesticaen casa de una señora muy rica aquí en Yucatán y siempre ha llamado la
atención por su belleza física, la cual cuida prolijamente con sesiones de
aeróbica y exigentes dietas. Es bajita mide 1.50 mts. De estatura, pelo castaño
hasta poco más debajo de los hombros, tez blanca, ojos verdes, y una figura
envidiable: un par de piernas muy bien contorneadas, bonito y espigado trasero y
sus senos son pequeños pero firmes y respingones.


Cuando ella llegó a casa ese día, mis padres de inmediato le
dijeron como advertencia de mi carácter "Cuida que no vaya a traer mujeres para
tener sexo, traer chicas o algo por el estilo", a lo cual ella solamente les
dijo: "No hay problema, pues me encargaré de todo lo mantendre ocupado para que
no piense en otras cosas ".


A todo esto, debo decirles que ella no es de Mérida, donde yo
vivo, sino de Campeche; pro lo tanto, el recorrer la ciudad parecía que sería
nuestro pasatiempo durante los próximos días. Eva, una vez solos, me confesó que
si quería invitar a chicas o mujeres a quedarse una noche no habría ningún
problema y que no se lo diría a mis padres, claro está, que eso de hacer fiestas
estaba totalmente prohibido.


Yo le comenté que sería difícil puesto que lno conocia muchas
mujeres para poder llevarlas a casa. "Pues bien -me dijo mi tiá- de todas formas
no tengo ningún reparo", y se dirigió a la habitación de mis padres, donde ella
se hospedaría. Por la noche quedamos en que veriamos la televisión y que
compraríamos unas cervezas y una pizza para relajarnos; y así fue... ella me
dijo que yo fuese a comprar mientras que se daba una ducha. Hasta este momento,
no veía la situación más allá de un chico al cuidado de su hermosa tía. Es
decir, sin morbo... difícil de imaginar.


Mientras veiamos la televisión platicamos de distintos temas:
de política, de fútbol, de la familia... hasta que el sexo salió como plática:
"¿Así que tu papá sabe de tu afición por traer chicas cuando no hay nadie en tu
casa? -me preguntó, y yo sonriendo le comenté- Pues si, y es más si pudiera las
traeria aunque ellos estuvieran aquí para hacer el amor. Al decir esto, ella me
comenta que hace mas de 1 año que no tenía ningún contacto íntimo de ningún tipo
con su esposo pues este se la pasaba bebiendo siempre y por ello tenian muchas
broncas, a lo cual yo le dije que no le creía pues ella era muy hermosa y me
parecía sensual, como para que mi tío prefiriera la bebida o algo así... es
decir, me insinué abiertamente. Sin titubear ante mis palabras, ella se me
acercó y me besó en los labios apenas tocándolos y me dijo: "Gracias... eres muy
tierno, pero de verdad, desde que tu tío me golpeo cuando le reclame por que
quizo que hiciéramos el amor cuando llego muy borracho y casi paro en el
hospital es que no tengo sexo".


Ahí la cosa se puso tensa, pues comencé a sentir como me
excitaba y se me ponía dura mi verga. Mi tía Eva, fue a la cocina a buscar algo
de botanas y servilletas y mi vista se clavó en su trasero... llevaba puesto un
vestido blanco delgado de tirantes en los hombros que apenas le llegaba a cubrir
los muslos, el cabello tomado y sin zapatillas. Traté de imaginar la ropa
interior que llevaba la cual fantaseaba que será diminuta y sensual. Una vez de
vuelta, ella volvió con el tema del sexo y me preguntó: "¿Qué tal todo no tienes
novia?... me da la impresión que eres un entendido en la materia"... "Pues no
soy experto, pero creo llevar una intensa vida sexual"... JAJAJAJJA!!! Me reí
nerviosamente mientras mis ojos se clavaban en sus senos, cosa que ella notó.
Luego, se soltó el pelo y se arregló el vestido, que para mi favor dejaba ver
muy bien su escote y ese par de tetas que aunque pequeñas a esa altura ya eran
mi obsesión.


"Voy al baño a mojarme el pelo...me dio calor"... fueron mis
palabras de excusa para poder masturbarme pensando el ella, puesto que mi
erección ya me estaba incomodando, y como yo vestía un "short" de likra, era
imposible esconderla; por ello tomé una cerveza y demoré en bebermelo para que
su atención se desviara a otra cosa que no fuera no mi cuerpo... no a mi
entrepierna.... fue imposible. "Caray que si has crecido bastante -dijo mientras
se ponía de pie frente a mi y con su mano derecha me tocaba por encima del
pantalón. Yo me quedé pasmado, sin decir palabra, solo atiné a tomarla de los
hombros y a darle un beso, el que ella correspondió abiertamente.


Nuestras lenguas se entrecruzaron por un buen rato, me
parecieron horas, hasta que algo ocurrió en ella que se soltó con fuerza de mí,
bajó la vista y se fue corriendo a la cocina. Yo la seguí y le ofrecí disculpas,
y ella con su rostro muy apenado me dijo: "No es tu culpa corazón, fui yo que me
excité con la plática y olvidé por un segundo que eres mi sobrino". Yo le dije
que también había sentido deseos de besarla y que si había hecho ella algo malo
yo también tenía culpa. Ella me dijo: "Está bien, pero mejor guardamos silencio
de esto y seguimos normal y como corresponde"... "Ok", fue mi respuesta... para
ese momento ya mi erección había pasado y volví a mirar a Eva como lo que era..
mi tía.


Esa noche me costó dormir. Pensaba mucho en ella y me
masturbé varias veces imaginando su cuerpo, sus pechos, su trasero, sus piernas,
su sexo.... etc., y entre pensamiento y pensamiento trataba de apartar de mi
mente las ganas de ir a la habitación donde ella se encontraba y hacerle el
amor. Pero a la mañana siguiente ocurrió el milagro...


Mientras iba a la ducha vestido en mi pijama corto, ella sale
de su habitación en ropa interior, y de manera decidida me saluda con un
inocente "buenos días" sin ruborizarse ni cortarse de que la viese así;: me besó
en la mejilla y fue a la cocina... pude observar en plenitud su trasero, solo
vestido por una diminuta pantaletita blanca y un sostén de encaje transparente
que dejaba ver sus pezones oscuros y firmes. Quedé paralizado; mi cabeza estaba
a reventar... y mi pene despertó también. Para no volver por lo mismo de la
noche anterior, me metí a la ducha rápidamente y me comencé a bañar mientras me
masturbaba... en eso siento la puerta del baño el cual en ocasiones el seguro no
logra entrar y ella me decía si podía entrar a orinar, puesto ya no se aguantaba
más.


Yo dije que si, y dejé inconclusa la operación de
autosatisfacción, hasta que... la cortina de baño se abrió y mi tía apareció
desnuda a mi lado... puso su dedo índice en mis labios en señal de silencio y
luego me besó apasionadamente, yo respondí ese beso mientras mis manos recorrían
su figura lentamente, y al mismo tiempo que nuestras lenguas entraban en íntimo
contacto, con su mano comenzó a masturbarme frenéticamente. "Pensé en ti toda la
noche y no me podia quedar sin probar la verga que tienes", fueron sus palabras
mientras bajaba y se ponía de rodillas ante mi... ya pueden imaginar lo que
ocurrió... me chupaba lentamente mi verga, con pasión y locura al mismo tiempo
que tomaba mis bolas y las masajeaba. Yo la tomé de los cabellos y la dirigía
hacia mi herramienta alcanzando fácilmente el primer orgasmo, el cual ella se
bebió hasta la última gota de mi leche.


Se puso de pie y me pidio que le besara los pechos, cosa que
obedecí casi por inercia... eran increíbles esos pezones duros y grandes... los
mordía lentamente y mi lengua jugaba intensamente con ellos... mis manos bajaron
hasta su vagina, cuidadosamente depilada y con mis dedos buscaba su orificio del
placer...ohhh, que delicia... el aroma de su sexo era delicioso e inundaba todo
el baño... así la masturbé hasta que me dijo: "Quiero que me la metas... que me
hagas sentir toda una mujer"... entonces salimos del baño y con nuestros cuerpos
mojados nos dirigimos a mi habitación en la cama. Me recosté boca arriba y ella
inmediatamente se subió encima... me cabalgó por un espacio de casi 15 minutos,
primero muy lento... sintiendo como mi verga llenaba su espacio vaginal a cada
milímetro.. y luego de manera muy frenética alcanzamos el tan anhelado orgasmo.


Luego, se recostó con sus piernas abiertas ofreciéndome su
delicioso sexo... mmmmmm que ricura...... jamás olvidaré esa imagen... me puse
entre sus piernas y la penetré lo mejor que pude mientras le chupaba sus pezones
y sus carnosos labios... al acabar... me pidió que no lo hiciese dentro de ella
sino más bien en su boca... cosa que obedecí de inmediato... y así fue. Mi leche
llenaba su boca y ella succionaba como una frenética. Nos vestimos y me dijo:
"Fue muy rico... de verdad, hacía mucho tiempo que no me sentía así bien"... yo
me limité a decirle: "Te tenía ganas desde que te vi ayer... y me pareció que ha
sido la mejor experiencia de toda mi vida"... nos besamos y me obligó a
prometerle no contárselo a nadie, bajo ningún motivo, y que si yo cumplía esta
noche lo podíamos volver a repetir. Simplemente dije: "Lo prometo", y la besé
apasionadamente justo antes de salir a comprar todo lo necesario para el resto
de los días que nos esperaban.


Espero comentarios, contactos y cosas por el estilo... ya
tienen mi correo. Gracias.


 

Por favor vota el relato. Su autor estara encantado de recibir tu voto .


Número de votos: 23
Media de votos: 8.96





Relato: Cogiendo con la hermana de mi papá
Leida: 18634veces
Tiempo de lectura: 6minuto/s

 





Documento sin título
Participa en la web
Envia tu relato
Los 50 Ultimos relatos
Los 50 mejores relatos del dia
Los 50 mejores relatos semana
Los 50 mejores relatos del mes
Foro porno
sexo
lesbianas
Contacto
 
Categorias
- Amor filial
- Autosatisfacción
- Bisexuales
- Confesiones
- Control Mental
- Dominación
- Entrevistas / Info
- Erotismo y Amor
- Fantasías Eróticas
- Fetichismo
- Gays
- Grandes Relatos
- Grandes Series
- Hetero: General
- Hetero: Infidelidad
- Hetero: Primera vez
- Intercambios
- Interracial
- Lésbicos
- MicroRelatos
- No Consentido
- Orgías
- Parodias
- Poesía Erótica
- Sadomaso
- Sexo Anal
- Sexo con maduras
- Sexo con maduros
- Sexo Oral
- Sexo Virtual
- Textos de risa
- Transexuales
- Trios
- Voyerismo
- Zoofilia


Afiliados
porno
peliculas porno gratis
videos porno gratis
telatos porno incesto
porno español
porno español
travestis
peliculas porno
zoofilia
sexo gratis
escorts
sexo madrid
chat porno
webcams porno
fotos de culos
juegos porno
tarot
juegos
peliculas online
travestis